Los Jóvenes Clásicos del Son presentan en Valencia sus ritmos caribeños

Es una de las formaciones de referencia de la música cubana

EL PAIS - Comunidad Valenciana
Carles Gámez
Valencia

Han pasado casi dos décadas desde que el disco Buena Vista Social Club y el documental del mismo nombre dirigido por Wim Wenders hizo explotar la música popular cubana en todo el mundo. El son, la raíz por excelencia de la música tradicional de la isla, entraba por la puerta grande en los festivales de jazz y escenarios como el Carnegie Hall de Nueva York. Por esos mismos años, en 1994, el músico y contrabajista Ernesto Reyes Proenza, conocido artísticamente como Palma, por ser originario de Palma Soriano, -una ciudad del sureste de la isla-, que ya había pasado por otros conjuntos, funda una nueva formación de música tradicional a la que bautiza con el nombre de Jóvenes Clásicos del Son.

Un septeto musical, como hace referencia su nombre, compuesto por músicos jóvenes con la voluntad de abrir nuevos campos de expresión a la música y los géneros tradicionales de la isla: El son, el changüí, la rumba, el bolero o la guaracha.

Más de veinte años después, el grupo, que ha pasado por algunas mutaciones, se ha convertido en una marca de referencia en la música cubana como señala su agente artístico Jorge Luis. Una fusión de tradición y modernidad que no desdeña su convergencia con otros ritmos y estilos, blues, funk, jazz, que les ha llevado a lo largo de todos estos años a uno y otro lado del Atlántico como embajadores de esa vitalidad y sonido inmortal procedente de la isla. Considerados como la banda que le ha dado al son cubano su renacimiento, en su trayectoria, junto a su presencia en los grandes festivales europeos y americanos, se cruzan nombres como Winton Marsalis, Rubén Blades, Chucho Valdés o Harry Belafonte.

El pasado mes de agosto la formación llenaba con su ritmo poderoso el Festival Polisònic de Gandia dentro de la gira que están llevando por España y que recalará en Valencia el próximo día 24 de septiembre en la Sala Matisse como estreno de la nueva temporada musical. El septeto acaba de publicar El bar de Paco (Picap, 2016) y se presenta con una formación compuesta por Ernesto Proenza, contrabajista y director musical, José Manuel Rodriguez (bongo), Reinier Andrés Verdecia (guitarra y coros), Cesa Hechavarria (Tres y coros), Yuniesky Ricardo (congas) Agüerto Tirse (congas), Edenys Sánchez (trompeta) y como vocalista, José Antonio “Pepitín”, una voz joven que evoca nombres míticos como Beny Moré y Antonio Machin.

Menos jóvenes que hace veinte años, pero sin duda igual de clásicos y actuales, la formación Jóvenes Clásicos del Son vuelve para revalidar ese son que ha conseguido traspasar sin apenas una arruga el paso del tiempo.

Video - Fragmento de la presentación Fiest'a Sete en Francia en Agosto 2015 donde compartieron escenario con el Maestro Chucho Valdés.

No hay comentarios.

Agregar comentario