Historia

Jóvenes Clásicos del Son

En el año 1994, un grupo de jóvenes y talentosos músicos cubanos se reúne con un objetivo en común, rescatar el clásico y un tanto olvidado Son cubano. Así surgen, bajo la dirección del visionario Ernesto Reyes Proenza, más conocido artísticamente como “Palma”, anteriormente instrumentista de la Banda de Cándido Fabré, los Jóvenes Clásicos del Son, con el formato y el estilo de un septeto de música tradicional, compuesto por: contrabajo, guitarra, tres, congas, bongos, percusión menor y voz. El nombre del grupo estuvo relacionado con el hecho de establecerse siendo jóvenes menores de 35 años pero con una mirada al siglo pasado según el estilo y sonido que estaban implantando. En su repertorio aparecen los géneros más conocidos de la música cubana: el son, el changüí, el nengón, la rumba, el bolero, la guaracha, salsa, entre otros con la sutileza de unos extraordinarios arreglos donde se puede apreciar el soul, jazz, rap, funk y el blues.

Desde 1995, los Jóvenes Clásicos del Son emprendieron numerosos viajes compartiendo escenario con grandes músicos cubanos e internacionales, incluyendo Wynton Marsalis y Compay Segundo. Algún miembro de la banda llegó a trabajar junto a Sampling y Peter Gabriel. Se suman a la lista Oscar de León, José Alberto el Canario, Rubén Blades, Luther
Vandross, Harry Belafonte, Natale Cole, Buena Vista Social Club, Van Van, Chucho Valdés, Stephanie Mills, Babyface, Cachaito, entre otros.

El éxito del grupo aparece tras grabar su primer disco: No pueden parar, con el cual reciben el premio al mejor grupo del año (1997) en Cuba. Este premio les abre las puertas a la radio y a la televisión, así como a todos los eventos musicales más importantes dentro y fuera del país.

Con la fuerza interpretativa que los caracteriza en escena, le devuelve al son cubano la frescura y la autenticidad que hizo de este ritmo el preferido dentro del amplio espectro de los ritmos bailables de la Isla, por lo que son capaces de hacer bailar a miles de personas en los más renombrados festivales de Jazz del mundo.

Durante su carrera, han realizado diversas giras artísticas: en 1995 recorrieron España, Francia, Suiza y Austria; se presentaron en el Festival de Bilbao Tropical, en Valencia, Santiago Compostela, Barcelona Antilla y Sala Apolo); en Madrid (Suristán), en París (New Morning) y (La Java); y en el Festival La Fiesta del Sol, en Marsella. Retornaron a España en 1996 para continuar promocionando su música en el Festival Bilbao Tropical nuevamente y la Feria de Barcelona. En 1997 actuaron en San Sebastián, y en 1998 protagonizaron una gira por España
Francia, Italia e Inglaterra. Al año siguiente, en 1999, llevaron el son cubano nuevamente a Reino Unido, además recorrieron Irlanda del Norte y otra vez Francia. Escocia les recibió en el 2000, al igual que el Festival de Música Caribeña de La Habana, los Carnavales de Veracruz, México, y los escenarios de Holanda e Italia. Luego, en 2001 actuaron en St. Lucia Jazz Festival; en Euro Disney, Francia, y en World Music Festival (WOMAD), Italia. Al año siguiente intervino en Air Jamaica Jazz and Blues Festival, “Montego Bay”, y en el Festival Internacional Cervantino, en México. Fueron invitados al evento Amsterdam Paradiso, al Festival Terra, Apeldoorn Festival, al Festival Pole Pole, al Rasa Mei 2003, Alkamaar Festival, al Tropical, y al Club de Jazz RootsclubEn 2004 realizaron giras por Nigeria en África, Islas Bermudas (Inglaterra), Holanda, Bélgica, Irlanda. Asimismo, en 2007 participaron en el Festival Latino en Londres, Gran Bretaña. En esa ciudad inglesa fueron invitados de honor permanente del Bar Restaurant El Floridita. En 2009 viajaron por la República de Venezuela y en en 2011 por Italia con la compañía de danza cubana Rakatán. Junto al proyecto Banacongo, Jóvenes Clásicos del Son realizó una gira por Europa, Holanda, Bélgica, Francia, España e Inglaterra. Presentaron el CD “Tambor en el alma”. En Francia, estuvieron en el Festival Latino Nice, en el Festival de la Falicon y en el Festival Castre Extravadance. En España actuaron en el Barcelona Latin Club Antilla, en el Festival de Música Étnica Málaga; en Inglaterra, en el Festival Latino Bristol, The Fiddlersbasch, el Club de Jazz Ronnie Scotts London y en el Festival Jazz Bermuda.

En la discografía de Jóvenes Clásicos del Son ya se cuentan 8 fonogramas: No pueden parar (Artcolor, 1996), Fruta Bomba (Tumi Music, 1999), Tambor en el alma (Tumi Music, 2001), Menos Jóvenes, más Clásicos (Unicornio, 2005), Lo mejor de los Clásicos del Son (2008), Cantan en llano (Colibrí, 2011), Pedacito de mi vida (Independiente, 2014), El Bar de Paco (PICAP, 2016)

Actualmente continúan en la banda su Director y Contrabajista de siempre Ernesto Reyes Proenza, José Manuel Rodríguez Arias (bongó), Reinier Andrés Verdecia (guitarra y coros), Frank Pereira Gomez (tres y coros) que sustituye a Cesar Hechavarría Mustelier, Yuniesky Ricardo Agüero Tirse (congas), y se incorporan dos grandes talentos, Edenys Sánchez Olivera (trompeta y coros) y José Antonio (Pepitín), actualmente la voz líder, con un timbre y afinación que roza la perfección a la vez que evoca a grandes como Beny Moré o Antonio Machín. Su juventud aporta frescura a los más clásicos pero menos jóvenes fundadores y su trabajo escénico y elegancia son incuestionables.

En 2015 además de materializar la grabación de su 8ª producción discográfica “El Bar de Paco” y de presentarla en Marzo de 2016 en España, se presentaron en Europa en festivales muy importantes como el “Fiesta Sete”-Francia donde compartieron escenario con Chucho Valdés y el grupo Irakere, en el Festival Bayamo-Francia, en el famoso Festival Latinossegor-Francia donde compartieron con los Cuban Beats All Stars, en el Helden in the Park de Eeklo-Bélgica y en el Parapanda Folk de Illora-Granada (España) entre no menos importantes Salas del panorama Latino de Holanda como el Bim Huis, Korzo o Rasa.

En 2016 entran por primera vez en Asia y actúan en el Festival de Gabala en Azerbaijan, en el Festival Internacional Polisonic de Gandía-España, actúan junto a Orlando “Maraca” Valle en el concierto homenaje a Joseph Kosma interpretando entre otras agrupaciones el famoso tema francés “Las hojas muertas”, en el Festival “Aquí Cuba” de Rennes- Francia y en diferentes ciudades europeas como Copenhagen-Dinamarca; Drammen, Stavanger y Oslo-Noruega; y en el Teatro Savoy de Helsinki-Finlandia.

Defender a ultranza el Son Cubano con atisbos de contemporaneidad ha sido el estandarte de esta agrupación. Varias características, desde la relación peculiar de Palma con el bajo, hasta la síncopa de los temas, resultan siempre el mejor atributo en los conciertos.

Jóvenes Clásicos del Son ha recibido varios galardones como el premio otorgado en 1995 por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) como Mejor Grupo Novel del Año.
Otro importante reconocimiento fue la invitación que les hizo Leo Brouwer para participar como invitados especiales en el Festival Internacional de Guitarra de La Habana en 1998.
Asimismo, el grupo obtuvo nominaciones al CUBADISCO en 2001, 2007 y 2009, en la categoría de Música tradicional cubana.
CUBADISCO 2016 coloca una vez más a los Clásicos del Son a las puertas del primer premio, recibiendo la nominación al mejor álbum en la categoría de Tradición Sonera con su octava producción “EL BAR DE PACO”.